Hablemos de los Oscars

En la revista de la American Cinema Editors (ACE) del último cuarto 2009 comenta el editor Edgar Burcksen (The Adventure of Young Indiana Jones) sobre el hecho que la nueva entrega de premios de la Academia Norteamericana tendrá ahora 10 nominaciones para la categoría de “Mejor Película” (Siempre fueron 5 nominados). Este hecho ha generado cierta polémica aquí en Hollywood porque hay quienes defienden y otros critican el simple hecho de que los grandes estudios de cine intentan asegurar espacio y tener más chance de exponer sus películas abriendo más opciones en la categoría más importante de los Oscars. Para los ojos de Burcksen como un editor de la industria hollywoodense cree que puede dar más chance al reconocimiento de más editores.

Para los ojos de mucha gente los Oscars tienen una gran carga de diplomacia y políticas que trata de adecuarse a la realidad del mercado de trabajo en el medio cinematográfico. Comprendo que sea así y por otro lado me parece injusto cuando se deja de premiar una película por su calidad para premiar otra por las circunstancias o por el momento en el que fué hecha. Hemos tenido años donde tenemos una película como “Titanic” que arrastra todos los premios con la intención de cuidar la indutria, es decir, a rendir tributo y asegurar el trabajo a todos los técnicos y estudios con grandes nóminas de empleados que solo a esas escalas pueden hacer una película como esa (independientemente si la película es buena o no). Para mi Titanic fué una película “sobre-premiada”. No es mala de hecho la disfruté pero me sensación fue de haber visto la telenovela más cara de historia. Que se llevara tantos premios y ser la ganadora de la noche (dejando resagadas a: “As good as it gets”, “LA Confidential”, “Boogie Nights”, “Donnie Brasco”, entre otras) me pareció exagerado. Un hecho curioso es que esa película costó más dinero que lo que costó en construir el barco real del Titanic.

11 años más tarde, la industria ha sobrellevado muchos cambios, ha tenido huelga de actores, huelga de escritores, la tecnología es ahora otra cosa y el cine independiente ha conquistado terreno como nunca antes en la historia de Hollywood. Mi impresión durante en la última entrega con “Slumdog Millionaire” fué el caso opuesto a “Titanic”: arrazó la película con más bajo presupuesto, con actores sin experiencia, se hizo en video, etc. Compitiendo ese año con “Dark Knight”, “Benjamin Button”, “Milk”, “Wall-e”, “Vicky Cristina Barcelona”, “Iron Man”, entre otras. Esta vez, le dieron muchos premios a la circunstancia que la industria de cine en la India (primera en el mundo; desde la década de los 30s ofrecía más de 100 películas por año) está abriéndose a otros mercados, tiene una proyección de creciemiento de más de 12.5% por año… sin duda, los estudios estadounidense ven como un terreno fértil para extenderse y poder seguir soportando la costosa nómina de Hollywood.

Así como piensa Edgar Burcksen, sería más justo que en vez de abrir a 10 nominados para la categoría de Mejor Película considere abrir 2 nuevas categorías: Mejor Editor documental y Mejor Director de Fotografía de Documental, ya que en ese renglón solo se premia a “mejor documental” (lo cual reconoce solo al Productor y/o director) y es necesario destacar que la manera de editar o fotografiar un documental es muy diferente a una película de ficción. Es justo y además reconoce la labor de ese renglón en la industria cinematográfica norteamericana.

Ahora siento que tendremos una situación muy interesante, este año 2010 hay nominados como “Avatar” (el Titanic de hoy) y “The Hurt Locker” (más cercano al estilo “Slumdog Millionaire). Este año será algo similar  a lanzar una moneda… porque ambas tienen fuertes razones para ganar. Aunque me inclino un poco más por la película de Kathryn Bigelow ya que la edición, talentos, guión me pareció más interesante  (mucho más original e inteligente) a diferencia del proyecto de James Cameron: una historia genérica (que hemos visto en cantidad de películas) con personajes un poco grises pero con efectos visuales, edición, arte y tecnología muy bien utilizados.

Me pregunto: Estamos en el 2010 ¿la industria se seguirá inclinando hacia esos modelos de producción de hace 13 años atrás (Titanic)? Lo que si no puedo negar es que ese modelo sigue siendo MUY rentable (“Avatar” superó los 2 billones de dólares en taquilla).

¿No sería mala idea (y hasta más sincero) que hagan un oscar a la película más taquillera? Para mi eso tiene gran mérito (por el lado de marketing, cultura pop, éxito económico… como lo quieran ver) y así no se desvirtúa el renglón de “MEJOR PELíCULA”.

One Comments

  1. ottoscheuren says:

    Ganó The Hurt Locker!!! Y la verdad que me emocionó mucho. Siento que premiar una película anti-academia total por la manera como fue hecha: no es comercial por lo tanto no fue taquillera, independiente, los editores confesaron que no tuvieron focus group ni revisiones de una casa de estudio, fue difícil conseguir distribución, etc… y llevarse los oscar principales de Mejor película, mejor directora, mejor edición, mejor guión… pues me demuestra que la Academia rescató la filosofía de premiar la mejor historia por encima de la taquilla y de los efectos especiales. Felicidades a Hurt Locker!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.