Recordando “Rosas de Color Rosa”

Hace poco vi que el cortometraje que hicimos en el 2007, “Rosas de Color Rosa” forma parte del catálogo de la página “LOS CORTOS“. Este hecho me volvió a traer el recuerdo de lo mucho que me gustó trabajar en ese proyecto.

Aquí voy a copiar el artículo que hice en el blog de www.rosasrosa.net cuando lanzamos el corto, por ahí pueden quedarse viendo todo lo que fue el detrás de cámara, los testimonios de quienes participaron, otros links, etc.

ARTICULO PUBLICADO EL 23 de JULIO de 2007

“UNA SUERTE DE EXPERIENCIA DIRIGIDA”

No recuerdo la primera vez que trabajé en un proyecto audiovisual. Según mi papá fue cuando estaba bebé: me filmaron gateando para un documental sobre la producción lechera en Venezuela (????). Creo que eso marcó mi vida como profesional porque me considero un “lechúo” en este medio. Es así. Vengo de una familia ligada al medio y ellos abrieron mucho camino en mi país… por supuesto, eso ayudó mucho a que yo me pensara en el cine o en la televisión (por ese lado, es tener suerte). He conocido gente muy interesante desde que estudiaba en la universidad y en el azar laboral me he rodeado con personas talentosas y con ganas de trabajar (saca la cuenta: toda la vida he sido un lechudo).

La buena estrella comienza para este cortometraje con Naky (una muy especial y vieja amiga mia) descubrió su talento y el placer de escribir artículos para un blog en la internet… y vi una historia que fue la que adapté para el guión de “Rosas de Color Rosa”. Naky me dió licencia de hacer con eso lo que quisiera. Así empezamos.

Los días pasan y los eventos fortuitos suceden, llega Diego Velasco y me dice: “Por qué no la diriges? yo soy tu productor”. Fueron las palabras claves para embarcarme en esto. Diego, teniendo experiencia como director, fue el aliado ideal para trabajar: con buenas ideas, pro-activo, consejero… Qué más puedes pedir?

Tenía muchos años sin dirigir un cortometraje (más de 8 años, desde la universidad) y siempre tenía la inquietud de volverlo hacer. Para este guión me parecía sencillo de producir (una actriz, una locación, es corto, lineal, etc) Pienso que es un cortometraje perfecto para ver “qué tal soy” dirigiendo.

Por otro lado, Carlos Luis, director de fotografia, otro gran y viejo amigo, a pesar de estar superocupado con su trabajo… siempre él ha estado con el fotómetro en la mano esperando que yo le dijera cuando filmar algo. Siempre lo he admirado como profesional y como persona. Con él y todos los contactos que tiene en Hollywood más los de Diego (que también son bastante) pues saca cuenta: qué suertúo soy!

A partir de ese momento sentí que las condiciones estaban dadas para que todo saliera bien, y así fué. Todo fue desencadenando más y más cosas positivas que iban dándole forma a todo: encontramos a Fanny Véliz (wow), Eduardo Terry (por suerte: editando un comercial donde él actuaba) , Fabiana (jamás crei q tendría diseño original de vestuario para esto) Jesús, MAkinE (de las principales suertes en mi vida, ellos han sido mi plataforma en L.A. en TODO momento, son mi familia aqui) Gabriel, Luis Carlos, Idurre (y toda su gente del MOLAA), Oliver, Yker Moreno (pendiente desde NY), Eric, Krys, Eduardo, Fidel… y así… era una caravana de amigos profesionales, todos de altísima calidad movidos porque simplemente se lo “tripearon”.

Cuando grabamos en el museo, al principio no sabía qué decir, qué mirar ni qué decidir, yo era simplemente un testigo de la energía en movimiento que todo el equipo de producción estaba dando. Estaba encandilado. A medida que fuimos entrando en calor pues fui poco a poco enfocándome. Para mi suerte (que siempre me sonríe) todos lo estaban haciendo muy bien… todo me gustaba. Es raro, porque supuse que un director debería exigir al equipo… en este caso, sentía que tenía más de lo que iba a pedir y el proceso fué inverso: El equipo me exigió a mi (todos lo están haciendo muy bien y yo debo sumarle a esto).

Mi objetivo con RDCR era que, siendo un monólogo, no quería que se sintiera teatral. Fanny alcanzó un nivel con el personaje que realmente lo convirtió en una chica muy real… espontánea. Pasa del tono humorístico al tono triste pasando por la rabia en un intervalo muy corto de tiempo, y además sin sentirse abrupto… Ese era mi ejercicio como director.

Estoy super agradecido por todos quienes trabajaron en esto. Espero no defraudarlos, ese es mi reto ahora… ya después de todo el trabajo hecho por el “Dream Team”, este cortometraje se lo dedico a cada uno quien confió y contribuyó para esto. Mi gratitud es interminable, cada vez que los vea y los salude, estaré dando las “gracias” de todo corazón, no saben la suerte que tengo de conocerles.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.